© 2019 de Masajes Sublimes. Creado con Wix.com

Dirección aproximada: Bernardo Quintana con Universidad.

C.P. 76020

Santiago de Querétaro, Querétaro, México.

Del servicio:

- Acepto reservas mínimo una hora antes tomando en cuenta la disponibilidad de la agenda.

- La puntualidad. Si pasas de 10 minutos de la cita probablemente pierdas tu cita.

-Si pierdes 1 cita sin avisar o cancelas 2 citas, a partir de ése momento no te molestes en llamar nuevamente.

-No regatees, es de muy mal gusto.

-Sé respetuoso y educado.

-No hagas una reserva si no vas a cumplir, mi tiempo es tan valioso como el tuyo y el de otros clientes, respétalo.

- Si encuentro un comportamiento fuera de lugar, puedo parar el masaje e invitarte a que te retires, me reservo el derecho a no atenderte nuevamente.

- No me ofrezcas dinero por sexo, una de dos o eres corto intelectualmente hablando o me faltas al respeto deliberadamente. No vendo sexo vendo masajes eróticos. No soy prostituta, soy masajista erótica.

- Cuida tu ego, no eres tan especial como para que alguien (en este caso yo) haga excepciones, el mundo no gira entorno a tí y a tus necesidades.

-Las duchas son obligatorias antes de cada masaje.

-Apaga el móvil, el tiempo es para tí pero el trabajo es mío.

- No vengas con el estómago lleno.

Durante el embarazo ( en mi espacio no recibo mujeres en este estado)

- En intervenciones quirúrgicas de menos de 6 meses.

- Enfermedades infecciosas de la piel (hongos, lupus…) y otras no infecciosas generalizadas (por ejemplo la dermatitis alérgica), úlceras por decúbito y quemaduras.

- Enfermedades vasculares inflamatorias (ej, flebitis), inflamaciones de los ganglios linfáticos, debilidad vascular y retenciones circulatorias graves.

-Trombosis y embolia arterial, venas varicosas y en cardiopatías en general (como taquicardias e hipertensión arterial).

- Inflamaciones agudas o patológicas con sintomatología típica: dolor, calor, rubor (enrojecimiento de la piel) e inflamación (aumento de volumen).

- Hematomas, hemorragias recientes, heridas sin cicatrizar, esguinces agudos, contusiones, edemas agudos y derrames articulares.

- Enfermedades agudas o en fase evolutiva, como estados febriles, náuseas, úlcera gástrica o úlcera duodenal.

- Enfermedades de tipo metabólico (como la gota).

- Fibrosis y enfermedades musculares degenerativas.

- Enfermedades reumáticas agudas.

- Enfermedades infecciosas o tumorales.

- Procesos inflamatorios de origen bacteriano.

- Problemas renales en fase aguda, cálculos de riñón, cálculos biliar.

- Rotura o desgarros de músculos, vainas, tendones, ligamentos.

- Traumatismos recientes y tratamientos quirúrgicos.

- Enfermedades del sistema nervioso: lesiones de las vías piramidales y compresión nerviosa.